VAMOS JUNTOS | Freundeskreis Deutschland - Bolivien e.V.

PROMOCIÓN DE LA INCLUSIÓN SOCIAL

Acción contra la discriminación

En el ruidoso ajetreo de la ciudad se sientan durante muchas horas cada día en un pequeño taburete frente a su caja; la pequeña caja que contiene los utensilios de limpieza: líquido de color, betún de zapatos, varios cepillos y trapos. La gente se apresura. Todos usan zapatos y a muchos les gusta demandar el servicio de los lustracalzados - los zapatos limpios son una necesidad para una apariencia bien cuidada en La Paz. Solo con que alguien ponga un pie en la caja, las manos y los pinceles vuelan hábilmente sobre los zapatos. Doblarse sobre la caja, cepillar, frotar y pulir hasta que el zapato brille con un nuevo esplendor, un nuevo brillo. Un trabajo agotador con poco reconocimiento entre los clientes. Se dice que los que lustran zapatos no han llegado muy lejos. Además de sus bajos salarios, los lustracalzados luchan contra su mala reputación y su baja posición en la red social de la gran ciudad.

La Paz y El Alto son las únicas ciudades de Bolivia, pero también del mundo, que sepamos, donde los lustracalzados se disfrazan para no ser reconocidos. El uso del pasamontañas se remonta a la competencia que existía entre los lustracalzados que llevaban sus cajas en la mano y aquellos que realizaban el trabajo con asientos en los cuales los clientes podían sentarse a leer el periódico. Estos últimos han estado organizados en sindicatos desde 1908. El primero de ellos trabajó en la Plaza Murillo, donde se encuentran el palacio de gobierno y el parlamento. De esta manera tenían contacto directo con importantes personalidades y autoridades, a quienes lustraban los zapatos todos los días. Su trabajo era muy respetado en la sociedad, la ciudad los reconoció como un grupo profesional y desde la fundación del sindicato han estado pagando impuestos a la ciudad. Desde la Plaza Murillo también se trasladaron a otros lugares. En su apogeo, el sindicato contaba con alrededor de 200 miembros, hoy tiene unos 50. Hasta los años 80 no había competencia entre los lustracalzados. Sin embargo, como resultado del neoliberalismo y de la alta inflación en los primeros años de la democracia después de la dictadura, se produjeron importantes cambios en la sociedad boliviana: el desempleo y el éxodo rural hicieron que el sector informal creciera rápidamente. Fue precisamente en esta época cuando los primeros lustracalzados con sus cajas aparecieron. Se llevaban solo la mitad del precio por su servicio y, así, se convirtieron en una fuerte competencia para los lustracalzados con asientos. Para no ser reconocidos por ellos, escondían su cara detrás de un pasamontañas: así comenzó la vida detrás de las máscaras.

Hoy en día su uso es una práctica común: el 72% de los lustracalzados en 2010 dijeron que solo trabajan si llevan pasamontañas. De ellos, el 75% citó como motivo el miedo a la discriminación por parte de familiares, amigos, profesores y conferenciantes o vecinos. Algunos también afirmaron que utilizan la máscara como protección contra los gases de escape de los coches frente a los que están sentados y contra las toxinas del betún para zapatos. Sin embargo, en un estudio con la Universidad Estatal de San Andrés, pudimos comprobar que el contacto diario con el betún para zapatos no tiene efectos negativos en la salud de los lustracalzados. Estos, además, también podrían protegerse de los gases de escape de los coches y de los constantes cambios de temperatura de otra manera, no sería necesario un enmascaramiento completo para ello. Así que, hay mucho que decir sobre sobre el hecho de que el pasamontañas se use principalmente por vergüenza, en un trabajo que es considerado sucio e inferior por la sociedad en general.

Desde el año 2000, VAMOS JUNTOS trabaja con los limpiadores de zapatos que hacen su trabajo todos los días en el centro de La Paz. El aislamiento social y la discriminación asociados a su trabajo dan como resultado una baja confianza en sí mismos y un futuro con pocas oportunidades para muchos. Una de las áreas de trabajo de VAMOS JUNTOS es, por lo tanto, las relaciones públicas, que tienen como objetivo mejorar la imagen de los lustracalzados en la sociedad boliviana. A través de la educación, pero también mediante actividades públicas que intentan establecer contacto entre los lustracalzados y los paceños, se busca poner fin a la estigmatización y la exclusión social.

También recibimos apoyo del lado político para cambiar la imagen de los lustracalzados en la sociedad. Desde 2013, el 2 de diciembre es oficialmente el "Día del lustracalzado”. En este día, la profesión de lustrador de zapatos debe ser particularmente apreciada y así contribuir a la apreciación e integración de este grupo profesional.

Día del lustracalzadoMi calle tu calleTurismo socialUn dibujo por un libro

 

Trabajar con diferentes grupos de lustracalzados

Los prejuicios existentes contra los lustracalzados son principalmente que viven en la calle, tienen problemas de alcohol y drogas, esnifan pegamento y son timadores. En los años 80 y 90, la plaza Pérez Velasco era uno de los lugares más peligrosos de La Paz con mayor índice de criminalidad y, en ese momento, la plaza contaba con unos ochenta lustracalzados que realizaban su trabajo allí. Para intentar luchar contra este clima inestable y la criminalidad existente, se fundaron las primeras organizaciones de lustracalzados. Hoy en día, hay nueve organizaciones que están oficialmente registradas en el registro de asociaciones.

HEROES
Asociación de Lustracalzados de la Plaza de los Héroes, *19-11-1991

SAN FRANCISCO   
Asociación Central San Francisco, *08-12-1995

ALPAFLOR
Asociación de Lustracalzados Pasaje de las Flores, *12-03-1996

ALPAZ (früher ALPEVE)
Asociación de Lustracalzados de La Paz, *04-05-1996 (Asociación de Lustracalzados de la Plaza Pérez Velasco)

ALCOR
Asociación de Lustradores en Calzados Central Correos de La Paz, *18-03-1998

ALAM
Asociación de Lustracalzados de la Plaza Alonso de Mendoza, * 17-04-1998

ALCAM
Asociación de Lustracalzados Central Alcaldía Municipal La Paz, * 10-05-1998

ALPACHS-110
Asociación de Lustracalzados Pasaje Comercio Hotel Socabaya, San Pedro y Villa Fátima,*17-12-1998

ALPRA
Asociación de Lustracalzados de la Av. 16 de Julio Paseo El Prado, *10-06-1999

La imagen de los lustracalzados en la sociedad está cambiando lentamente. A través de sus organizaciones, los lustracalzados mismos están apoyando este cambio. Desde entonces, han elegido regularmente su consejo de administración, que se encarga de la aplicación de determinadas normas y, por tanto, puede controlar y sancionar el comportamiento de los miembros. Entre otras muchas reglas, hay reuniones regulares, uniformes, prohibición de tomar alcohol en el lugar de trabajo o llevando el uniforme.

A pesar de las muchas reglas, también hay muchas ventajas de ser miembro de tal organización: se tiene un lugar de trabajo permanente y, posiblemente, también se puede retener una clientela permanente; esto, por supuesto, también aumenta los ingresos. Además, no están solos cuando tienen problemas con los clientes o la policía, sino que pueden obtener apoyo de la organización.

En julio de 2007 los representantes de las organizaciones de lustracalzados fundaron la federación común de las organizaciones FUNDELPAZ. El primer éxito fue el aumento del 100% del precio de un par de zapatos pulidos después de 17 años, de 0,50 bolivianos a 1,00 boliviano. En mayo de 2013 el precio se aumentó a 1,50 bolivianos (equivalente a unos 0,15 euros) como reacción al aumento de los precios en los últimos años. Estos aumentos solo fueron posibles gracias a la unidad creada entre los lustracalzados.

En 2010, se crearon regulaciones junto con la ciudad de La Paz, a través de las cuales los lustracalzados organizados reciben un trabajo permanente, por el que ahora pagan impuestos anuales. Los derechos y deberes de estos también están definidos en este reglamento. En definitiva, es un reconocimiento oficial de la profesión.

¡Es importante para nosotros apoyar a los lustracalzados en sus esfuerzos por el reconocimiento social! Por eso participamos regularmente en sus reuniones, les ofrecemos seminarios sobre temas como el fortalecimiento de la confianza en sí mismos y la autoestima o el trabajo en equipo y en puestos de dirección y les apoyamos con solicitudes de proyectos o peticiones burocráticas.


MENÜ