VAMOS JUNTOS | Freundeskreis Deutschland - Bolivien e.V.

Formación

Facilitamos la asistencia escolar para lustracalzados jóvenes con un apoyo individual en el área social y material.

Casi todos los lustracalzados mayores – mujeres como varones – empezaron temprano con su trabajo en la calle. Entre ocho y doce años ya trabajaron como lustracalzados o vendedores de dulces. Como consecuencia no podían asistir a la escuela o terminaron sin graduación. Hoy en día, como padres de familia quieren ofrecerles un futuro mejor a sus hijos. Pero su sueldo bajo se lo complica mucho. ¿Cómo mandar sus hijos a la escuela si los recursos apenas alcanzan para alimentación y ropa? En Bolivia, los padres son los que tinenen que pagar los libros escolares, el uniforme escolar y la tasa de inscripción.
Por eso no sólo trabajamos con los lustracalzados, sino también con sus familiares. Asegurando la base de vida en la parte financial y social se permite que vayan a clase y que hagan sus tareas en vez de trabajar para la familia. Así tienen la posibilidad de salir como profesionales. Para lograr ese desarrollo tenemos proyectos diferentes como charlas con los profesores, acompañamiento pedagógico, apoyo con el material escolar, una orientación vocacional y acceso al internet en nuestras oficinas.
Con proyectos como la entrega de material escolar y el apoyo en la compra de libros y uniforme escolares podemos posibilitar la asistancia escolar de la que estos jóvenes serían excluidos normalmente. Para los estudiantes en fase final escolar organizamos sesiones de orientación profesional y cursos de planificación del futuro para animarlos de iniciar una formación profesional. También apoyamos con padrinazgos para estudiantes de escuela nocturna y estudiantes especialmente dotados así que becas estudiantiles para formaciones profesionales y estudios universitarios para facilitar una perspactiva a largo plazo.

Aprendo a través del movimientoFormación

Orientación de formación profesionalUn dibujo por un libro

De esta manera, ahora también Doña Norah puede asistir a clases escolares. Cuando era niña sólo podía terminar el primer curso de la escuela porque muy joven ya tenía que trabajar como niñera. Hoy en día puede escribir su nombre sin problemas y también leer un poco. Después de un tiempo vino a nuestra oficina para agradecernos por el material escolar que le habíamos entregado a ella y toda su familia. Durante la visita nos contó de su primer éxito: un vecino que sabía que hasta ese momento siempre había sido analfabeta, vino a su casa para pedirle 80 bolivianos de pago para la luz. Cuando ella quería ver la factura, realizó que ese papel era del año 2008 y escrito para otra persona. El vecino se quedó muy soprendido que Doña Norah podía probar su engaño de esa manera. Ahora está aún más motivada por ir a clase.

Casos como el de Doña Norah son para nosotros también éxitos muy grandes y de esa manera seguimos motivando los lustracalzados y sus familiares para recuperar su graduación, también si ya son mayores.

Formación profesional y estudios universitarios

Lustracalzados jóvenes que terminaron un precurso de la universidad con éxito pueden juntarse a la lista de VAMOS JUNTOS de aspirantes para una beca estudiantil. Para ellos buscamos padrinos y madrinas en Alemania que los apoyen financialmente cada mes de sus estudios. Varios de los primeros jóvenes que se graduaron en 2005 trabajan ahora como profesores, arquitectos y abogados y tienen un empleo seguro. Entonces estamos en un buen camino. No sólo ayudamos con los costos mensuales sino también con materiales escolares y otros recursos necesarios.
La importancia de ese apoyo se ve en el caso de Winger:

Con siete años empezé a trabajar. Primero recolecioné basura yendo de puerta a puerta y timbrando. Así trabajé hasta que cumplí nueve años. Después vendí Salteñas y trabajé en la cocina y como asistente de un albañil. Por fin quería lustrar. Mi padre me construyó una caja de madera. Salió muy grande pero yo estaba muy orgulloso. Primero lustré en mi barrio y despúes en el centro de La Paz. De esa manera trabajé y fui a la escuela al mismo tiempo. Cuando casi estaba terminando el colegio conocí a personas muy amables – fueron de VAMOS JUNTOS. Me apoyaron mucho. Así he terminado el colegio y quiero seguir estudiando. Mi destino es salir profesional y mejorar mis capacidades día por día. Quiero ser mecatrónico y ganar suficiente dinero para vivir y para ayudar a mi familia. Nunca olvidaré las personas que me apoyaron tanto.

Biblioteca

Aunque el internet en Bolivia también es muy importante en la vida diaria y escolar, muy pocas personas tienen acceso al internet en su casa. ¿Y estudiar en un cibercafé ruidoso? Allá no hay buenas condiciones para concentrarse. Por esa razón ofrecemos una biblioteca en nuestra oficina desde el año 2009. Tenemos una oferta muy grande (más que 1200 libros) – libros escolares, diccionarios, revistas, libros para niños y mucho más. Además tenemos una computadora con acceso al internet y una máquina de fotocopias. En algunos casos también hay espacio para clases particulares y tareas por nuestros voluntarios o nuestros becarios.

Las experiencias de intercambio

El proyecto "Mi calle tu calle" es la primera experiencia de intercambio intercultural entre Alemania y Bolivia que ha tenido nuestra institución. Bajo el lema "Mi calle, tu calle - Discriminación en la vida cotidiana como desafío global”, se trataron diversos temas centrados en la interculturalidad y los conflictos interculturales, con el fin de reducir los prejuicios sociales a largo plazo. Los jóvenes adultos participantes siempre trajeron sus puntos de vista, su respectiva cultura, política y condiciones socioeconómicas de su país.

Aquí pueden leer las historias de nuestro proyecto "Mi calle, tu calle" en cinco idiomas diferentes.

Mi calle, tu calle

Meine Straße, deine Straße

My street, your street

Ma rue, ta rue

La mia strada, la tua

MENÜ